La música es una lengua universal que ablanda los corazones y une a las personas. Nos permite interpretar emociones y transmitir sentimientos y sensaciones. La guitarra es un instrumento sencillo de aprender que nos permite disfrutar de la música de una forma activa.

Los beneficios de tocar la guitarra para los niños y niñas son enormes, no sólo disfrutarán con la música. Sino que además adquirirán otras habilidades y capacidades.

  • La guitarra desarrolla la creatividad y el talento del niño. No solo podrá tocar melodías de otras personas, sino inventar las suyas propias.
  • Aprender a dominar un instrumento musical les ayuda a ganar más confianza en sí mismos y es una excelente manera de socializar con los demás.
  • Tocar la guitarra es divertido, les ayuda a sonreír, y a estas más contentos.
  • Tocar un instrumento musical estimula el cerebro y la mente. Incluso fomenta las habilidades matemáticas de los niños.
  • La guitarra estimula la memoria del niño que tiene que recordar e interiorizar dónde y cómo colocar cada dedo para que la música suene como debe.
  • Aprender a tocar la guitarra mejora la coordinación:el niño tiene que hacer algo distinto con cada mano, por lo que estimulará su coordinación motriz.
  • El niño que toca la guitarra está trabajando de forma constante su capacidad de concentración y de atención.
  • Aprender a tocar la guitarra para los niños no es una tarea que se consiga de un día para el otro, habrán de trabajar la paciencia, la constancia y la perseverancia. Debe intentarlo muchas veces para conseguir buenos resultados.

La actividad de guitarra se realiza a partir de 2º de primaria, cuando los niños y niñas tienen los dedos lo suficientemente largos y fuertes para poder hacer presión en las cuerdas. En las clases se realizarán ejercicios siempre de una forma lúdica para que los niños y niñas aprendan a la vez que disfrutan de canciones de sus cantantes favoritos, siempre motivando para que desarrollen la imaginación y la espontaneidad en la música.